Almacenamiento de agua para emergencias: consejos y trucos eficientes

En situaciones de emergencia, tener acceso a agua potable es fundamental para la supervivencia. Desastres naturales como terremotos, huracanes o sequías pueden interrumpir el suministro de agua potable durante días o incluso semanas. Es por eso que es importante contar con un sistema de almacenamiento de agua adecuado que nos permita enfrentar estas situaciones de manera segura y eficiente.

Exploraremos diferentes métodos y consejos para almacenar agua de forma efectiva para emergencias. Veremos la importancia de tener reservas suficientes, cómo elegir recipientes adecuados, cómo purificar el agua almacenada y cómo mantenerla en condiciones óptimas para su consumo. También hablaremos sobre la importancia de rotar regularmente las reservas de agua y cómo hacerlo de manera eficiente. ¡No te lo pierdas!

Índice
  1. Guarda agua en recipientes limpios y herméticamente cerrados
  2. Almacena al menos 3 litros de agua por persona por día
    1. Consejos adicionales para el almacenamiento de agua
  3. Utiliza botellas de plástico o bidones de agua para almacenar el agua
  4. Almacena el agua en un lugar fresco y oscuro para evitar la proliferación de bacterias
    1. Consejos para el almacenamiento de agua en emergencias
  5. Rotar el agua almacenada cada 6 meses para asegurar su frescura
  6. Utiliza filtros o purificadores de agua para asegurar su potabilidad
    1. Tipos de filtros y purificadores de agua
    2. Mantenimiento de filtros y purificadores de agua
  7. Ten en cuenta las necesidades especiales de los niños, ancianos o personas con enfermedades crónicas al calcular la cantidad de agua necesaria
  8. Considera el almacenamiento de agua para tus mascotas también
  9. Recuerda incluir agua suficiente para la higiene personal y para cocinar
  10. Asegúrate de tener también un plan de emergencia para la obtención de agua en caso de agotarse la reserva almacenada
    1. 1. Conoce las fuentes de agua cercanas
    2. 2. Aprende técnicas de recolección de agua de lluvia
    3. 3. Considera la posibilidad de utilizar agua de piscinas o jacuzzis
    4. 4. Aprende técnicas de filtración y purificación de agua
    5. 5. Considera la posibilidad de almacenar agua adicional
  11. Preguntas frecuentes

Guarda agua en recipientes limpios y herméticamente cerrados

Para garantizar la calidad del agua almacenada para emergencias, es importante utilizar recipientes limpios y herméticamente cerrados. Esto evitará la contaminación del agua y asegurará su potabilidad.

Es recomendable utilizar recipientes de plástico o vidrio especialmente diseñados para el almacenamiento de agua potable. Estos recipientes deben estar libres de olores, colores y sabores extraños, así como de cualquier residuo o sustancia química que pueda afectar la calidad del agua.

Antes de llenar los recipientes, asegúrate de lavarlos con agua y detergente, enjuagarlos abundantemente y desinfectarlos con una solución de agua y cloro. Esto ayudará a eliminar cualquier bacteria o microorganismo presente en el recipiente.

Una vez que los recipientes estén limpios, llena cada uno con agua potable hasta el borde y ciérralos herméticamente para evitar la entrada de aire, polvo o insectos.

Recuerda etiquetar cada recipiente con la fecha de llenado y almacenarlos en un lugar fresco, seco y protegido de la luz solar directa.

Almacena al menos 3 litros de agua por persona por día

Es crucial contar con un suministro adecuado de agua durante una emergencia o desastre natural. Se recomienda almacenar al menos 3 litros de agua por persona por día para cubrir las necesidades básicas de hidratación y saneamiento.

El agua almacenada debe ser potable y segura para el consumo humano. Asegúrate de utilizar recipientes limpios y resistentes, como botellas de plástico o contenedores de agua certificados para uso alimentario.

Además, es importante rotar regularmente el agua almacenada para mantener su frescura. Revisa las fechas de vencimiento de los productos comerciales de agua embotellada y reemplázalos antes de que caduquen. Para el agua almacenada en recipientes caseros, cámbiala cada 6 meses para garantizar su calidad.

Recuerda también mantener el agua alejada de la luz directa del sol y en un lugar fresco y seco. La exposición a la luz solar y el calor excesivo pueden alterar la calidad del agua y acelerar su deterioro.

Consejos adicionales para el almacenamiento de agua

  • Mantén siempre a mano un equipo de filtración o purificación de agua, como filtros de agua portátiles o tabletas purificadoras. Estos dispositivos pueden ser útiles si te quedas sin agua potable durante una emergencia prolongada.
  • Si tienes acceso a una fuente de agua segura, como un pozo o un río, considera la posibilidad de instalar un sistema de filtración o purificación de agua a largo plazo. Esto te permitirá obtener agua potable de forma continua y reducir la dependencia de los suministros almacenados.
  • No olvides incluir agua para tus mascotas y otros animales domésticos en tu plan de almacenamiento de emergencia. Ellos también necesitan hidratarse adecuadamente durante una crisis.

Almacenar agua adecuadamente es esencial para garantizar la supervivencia durante una emergencia. Sigue estos consejos y trucos eficientes para asegurarte de tener un suministro de agua seguro y suficiente para ti y tu familia.

Utiliza botellas de plástico o bidones de agua para almacenar el agua

Una de las opciones más comunes para almacenar agua en situaciones de emergencia es utilizar botellas de plástico o bidones de agua. Estos recipientes son fáciles de conseguir, económicos y prácticos para almacenar y transportar el agua.

Es importante asegurarse de que las botellas o bidones estén limpios y desinfectados antes de utilizarlos para almacenar agua. Lávalos a fondo con agua y jabón, enjuágalos bien y luego desinféctalos con una solución de agua y lejía (1 cucharadita de lejía por cada galón de agua). Enjuaga nuevamente para eliminar cualquier residuo de lejía.

💡Artículo relacionado  Alimentos no perecederos: prepárate y mantente seguro en emergencias

Una vez que las botellas o bidones estén listos, llénalos con agua potable. Es recomendable utilizar agua embotellada o agua tratada y filtrada para garantizar su calidad y seguridad. Asegúrate de llenar los recipientes hasta el borde para evitar la entrada de aire y la posible contaminación del agua almacenada.

Etiqueta cada botella o bidón con la fecha de llenado para llevar un control de la antigüedad del agua almacenada. Es importante rotar el agua cada seis meses para asegurarse de que esté fresca y potable en caso de necesitarla en una emergencia.

Almacena las botellas o bidones en un lugar fresco, seco y oscuro para prolongar su vida útil. Evita exponerlos a la luz solar directa, ya que esto puede acelerar el deterioro del plástico y afectar la calidad del agua almacenada.

Recuerda revisar regularmente las botellas o bidones de agua almacenados para detectar posibles fugas, daños o signos de deterioro. Si encuentras algún problema, reemplaza el recipiente de inmediato para evitar la pérdida de agua y posibles contaminaciones.

Almacena el agua en un lugar fresco y oscuro para evitar la proliferación de bacterias

Es importante almacenar el agua de forma adecuada para garantizar su calidad y potabilidad en caso de emergencias. Uno de los aspectos clave es mantenerla en un lugar fresco y oscuro para evitar la proliferación de bacterias y otros microorganismos.

Consejos para el almacenamiento de agua en emergencias

  • Limpia y desinfecta los recipientes: Antes de almacenar el agua, asegúrate de lavar y desinfectar los recipientes que vas a utilizar. Utiliza agua caliente y jabón, y luego enjuágalos con una solución de 1 cucharada de blanqueador por cada galón de agua. Deja que se sequen al aire antes de llenarlos.
  • Utiliza recipientes de calidad: Opta por recipientes de plástico alimentario o de vidrio, que sean resistentes y duraderos. Evita el uso de recipientes de metal, ya que pueden corroerse y afectar la calidad del agua.
  • Almacena el agua en recipientes cerrados: Asegúrate de que los recipientes estén herméticamente cerrados para evitar la contaminación del agua por insectos, polvo u otros elementos externos.
  • Etiqueta y fecha los recipientes: Es importante etiquetar y fechar los recipientes de almacenamiento para llevar un control sobre la fecha de llenado y la fecha de caducidad del agua almacenada.
  • Rotación del agua almacenada: Es recomendable rotar el agua almacenada cada 6 meses para garantizar su frescura y calidad. Utiliza el agua almacenada en actividades cotidianas y reemplázcala con agua fresca.
  • Mantén el agua alejada de productos químicos y pesticidas: Evita almacenar el agua cerca de productos químicos o pesticidas, ya que podrían contaminarla y afectar su potabilidad.

Recuerda que el agua es esencial para la supervivencia, por lo que es fundamental contar con suficiente agua almacenada para enfrentar situaciones de emergencia. Sigue estos consejos y trucos eficientes para garantizar la calidad y disponibilidad de agua en momentos críticos.

Rotar el agua almacenada cada 6 meses para asegurar su frescura

Un paso importante para garantizar la calidad del agua almacenada para emergencias es rotarla regularmente. Se recomienda cambiar el agua cada 6 meses para asegurar su frescura y potabilidad.

La rotación del agua implica vaciar y reemplazar el contenido de los recipientes de almacenamiento. Esto ayuda a prevenir la acumulación de bacterias y otros contaminantes que podrían afectar la calidad del agua.

Para llevar a cabo la rotación del agua de manera eficiente, sigue estos consejos:

  1. Etiqueta y fecha: Marca claramente cada recipiente con la fecha en la que fue llenado por primera vez. Esto te ayudará a recordar cuándo debes cambiar el agua.
  2. Usa y reemplaza: A medida que transcurran los meses, utiliza el agua almacenada para diversas actividades, como limpiar, regar plantas o incluso para uso personal en caso de necesidad. De esta manera, estarás consumiendo el agua almacenada y asegurando su rotación constante.
  3. Limpieza adecuada: Antes de volver a llenar los recipientes con agua fresca, asegúrate de limpiarlos y desinfectarlos correctamente. Utiliza agua y jabón para lavarlos, enjuágalos a fondo y luego desinféctalos con una solución de agua y blanqueador (1 cucharadita de blanqueador por galón de agua) o con tabletas purificadoras de agua.
  4. Almacenamiento adecuado: Una vez que hayas llenado los recipientes con agua fresca, asegúrate de cerrarlos herméticamente para evitar la entrada de contaminantes. Almacena los recipientes en un lugar fresco, oscuro y seco para prolongar la vida útil del agua.

Recuerda que el agua es esencial para la supervivencia, especialmente durante situaciones de emergencia. Siguiendo estos consejos y rotando regularmente el agua almacenada, podrás garantizar su calidad y disponibilidad cuando más lo necesites.

Utiliza filtros o purificadores de agua para asegurar su potabilidad

El almacenamiento de agua para emergencias es una parte importante de cualquier plan de preparación. En situaciones de desastre o emergencia, el suministro de agua potable puede verse comprometido o incluso interrumpido por completo. Por eso, es crucial tener un suministro de agua seguro y confiable para enfrentar estas situaciones.

💡Artículo relacionado  Agua potable en la naturaleza: métodos para asegurar tu supervivencia

Una forma de asegurar la potabilidad del agua almacenada es utilizando filtros o purificadores de agua. Estos dispositivos están diseñados para eliminar impurezas, bacterias y otros contaminantes del agua, haciendo que sea segura para el consumo humano.

Tipos de filtros y purificadores de agua

Existen diferentes tipos de filtros y purificadores de agua disponibles en el mercado. Algunos de los más comunes son:

  • Filtros de carbón activado: Estos filtros utilizan carbón activado para absorber impurezas y eliminar sabores y olores desagradables del agua.
  • Filtros de cerámica: Estos filtros utilizan una membrana de cerámica para eliminar bacterias, sedimentos y otros contaminantes del agua.
  • Purificadores UV: Estos dispositivos utilizan luz ultravioleta para desactivar bacterias, virus y otros microorganismos presentes en el agua.
  • Purificadores de ozono: Estos purificadores utilizan ozono para desinfectar el agua, eliminando bacterias, virus y otros microorganismos.

Es importante investigar y elegir el tipo de filtro o purificador de agua que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto. Asimismo, es recomendable leer las instrucciones del fabricante para asegurarse de utilizarlos correctamente.

Mantenimiento de filtros y purificadores de agua

Para asegurar la eficiencia y durabilidad de los filtros y purificadores de agua, es necesario realizar un adecuado mantenimiento. Algunos consejos para mantenerlos en buen estado son:

  1. Limpieza regular: Limpia los filtros y purificadores siguiendo las instrucciones del fabricante. Esto ayudará a eliminar cualquier acumulación de sedimentos u otros contaminantes que puedan obstruir los filtros.
  2. Reemplazo de partes: Si alguna parte del filtro o purificador se daña o desgasta, reemplázala de inmediato. Esto asegurará su correcto funcionamiento y evitará que el agua se contamine.
  3. Almacenamiento adecuado: Cuando no estés utilizando los filtros o purificadores, guárdalos en un lugar limpio y seco. Evita exponerlos a temperaturas extremas o a la luz directa del sol, ya que esto puede deteriorar sus componentes.

Recuerda que mantener un suministro de agua potable es esencial para la supervivencia durante una emergencia. Utilizar filtros o purificadores de agua es una manera efectiva de asegurar la calidad del agua que almacenas y consumir agua segura para ti y tu familia.

Ten en cuenta las necesidades especiales de los niños, ancianos o personas con enfermedades crónicas al calcular la cantidad de agua necesaria

Es importante tener en cuenta que cuando se calcula la cantidad de agua necesaria para emergencias, también debemos considerar las necesidades especiales de ciertos grupos de personas, como los niños, los ancianos o aquellos que tienen enfermedades crónicas.

Los niños, por ejemplo, tienen diferentes requerimientos de agua en comparación con los adultos. Según la edad, peso y nivel de actividad física, los niños necesitan consumir entre 1 y 1.5 litros de agua al día. En caso de una emergencia, es recomendable tener en cuenta estas cantidades y asegurarse de tener suficiente agua para cubrir sus necesidades.

Por otro lado, los ancianos también pueden tener necesidades especiales en cuanto al consumo de agua. Con el envejecimiento, el cuerpo puede perder la capacidad de regular la temperatura corporal y el sentido de la sed puede disminuir. Por lo tanto, es importante asegurarse de que los ancianos tengan acceso a suficiente agua durante una situación de emergencia.

Las personas con enfermedades crónicas, como diabetes o enfermedades renales, también pueden requerir una mayor ingesta de agua. Es posible que necesiten tomar medicamentos que aumenten la necesidad de líquidos, o que deban diluir ciertos medicamentos en agua. Es esencial tener en cuenta estas circunstancias y garantizar que haya suficiente agua disponible para satisfacer las necesidades de estas personas.

Al calcular la cantidad de agua necesaria para emergencias, es fundamental considerar las necesidades especiales de los niños, los ancianos y las personas con enfermedades crónicas. Asegurarse de tener suficiente agua para cubrir estas necesidades específicas puede marcar la diferencia durante una situación de emergencia.

Considera el almacenamiento de agua para tus mascotas también

Es importante recordar que, al prepararse para emergencias, también debemos considerar el bienestar de nuestras mascotas. El agua es esencial para su supervivencia, por lo que es necesario asegurarnos de tener suficiente almacenamiento de agua para ellos también.

Una de las opciones más sencillas es incluir un suministro adicional de agua para nuestras mascotas en nuestro plan de almacenamiento de agua de emergencia. Esto se puede lograr simplemente duplicando la cantidad de agua recomendada para los seres humanos en nuestro hogar.

Otra opción es almacenar agua específicamente para nuestras mascotas en recipientes separados. Esto nos permite tener un control más preciso sobre la cantidad de agua que destinamos a su uso, evitando así la posibilidad de que se agote antes de que podamos reponerla.

Al igual que con el agua para consumo humano, es importante rotar el agua almacenada para nuestras mascotas regularmente, para asegurarnos de que esté fresca y libre de contaminantes. Esto se puede hacer siguiendo las mismas pautas de rotación que para el agua destinada al consumo humano.

Además del almacenamiento de agua, también es importante tener en cuenta las necesidades específicas de nuestras mascotas en caso de emergencia. Esto incluye tener suficiente comida y suministros médicos para ellos, así como asegurarse de que estén identificados y tengan un lugar seguro donde refugiarse en caso de evacuación.

💡Artículo relacionado  Los alimentos imprescindibles para tu supervivencia: descubre los nutrientes esenciales

Al considerar el almacenamiento de agua para emergencias, no debemos olvidarnos de nuestras mascotas. Tener un suministro adicional de agua para ellos, así como asegurarnos de tener en cuenta sus necesidades específicas, nos ayudará a garantizar su bienestar durante situaciones de crisis.

Recuerda incluir agua suficiente para la higiene personal y para cocinar

Es fundamental tener en cuenta que, al momento de almacenar agua para emergencias, no solo debemos pensar en cubrir nuestras necesidades básicas de consumo. También es importante considerar la cantidad necesaria para mantener una adecuada **higiene personal** y poder **cocinar**.

En situaciones de emergencia, es posible que no tengamos acceso a agua potable o que esta se vea limitada. Por eso, es recomendable contar con un suministro de agua adicional que nos permita mantenernos limpios y preparar alimentos de forma segura.

Para el consumo personal, se recomienda almacenar al menos **3 litros** de agua por persona por día. Sin embargo, si tenemos en cuenta también la higiene y la cocina, esta cantidad puede aumentar considerablemente. Un cálculo aproximado es contar con **2 litros adicionales** por persona para estos fines.

Recuerda que el agua para la **higiene personal** puede utilizarse para lavarse las manos, cepillarse los dientes, bañarse y lavar utensilios de cocina. Por otro lado, el agua para **cocinar** debe ser utilizada exclusivamente para preparar alimentos y no para beber.

Si tienes dudas sobre cómo almacenar adecuadamente el agua para emergencias, te recomendamos consultar las recomendaciones de organismos especializados en la materia como la **Cruz Roja** o la **Agencia de Protección Ambiental**.

Asegúrate de tener también un plan de emergencia para la obtención de agua en caso de agotarse la reserva almacenada

En situaciones de emergencia, es fundamental contar con un suministro adecuado de agua para garantizar la supervivencia y el bienestar de las personas. Sin embargo, no siempre es posible contar con acceso inmediato a agua potable durante desastres naturales o situaciones de emergencia.

Por esta razón, es importante tener un plan de emergencia para la obtención de agua en caso de que se agote el suministro almacenado. Aquí te brindamos algunos consejos y trucos eficientes para asegurarte de tener acceso a agua en situaciones críticas:

1. Conoce las fuentes de agua cercanas

Antes de que ocurra una emergencia, investiga y familiarízate con las fuentes de agua cercanas a tu hogar o lugar de refugio. Esto podría incluir ríos, lagos, estanques, pozos u otras fuentes naturales. Asegúrate de conocer la calidad del agua de estas fuentes y cómo tratarla adecuadamente para hacerla segura para el consumo humano.

2. Aprende técnicas de recolección de agua de lluvia

La recolección de agua de lluvia puede ser una forma eficiente de obtener agua en situaciones de emergencia. Aprende técnicas de recolección, como la colocación de recipientes debajo de canaletas o la construcción de sistemas de recolección de agua de lluvia en tu hogar. Recuerda filtrar y purificar el agua de lluvia antes de consumirla.

3. Considera la posibilidad de utilizar agua de piscinas o jacuzzis

En caso de que no haya otras fuentes de agua disponibles, considera la posibilidad de utilizar el agua de tu piscina o jacuzzi. Asegúrate de tratarla adecuadamente antes de consumirla, utilizando sistemas de filtración y purificación.

4. Aprende técnicas de filtración y purificación de agua

Es fundamental conocer técnicas de filtración y purificación de agua en situaciones de emergencia. Esto incluye el uso de filtros de agua, pastillas purificadoras, hervir el agua durante al menos 1 minuto, o utilizar la luz solar para desinfectar el agua. Infórmate sobre las técnicas adecuadas y asegúrate de tener los suministros necesarios a mano.

5. Considera la posibilidad de almacenar agua adicional

Si las circunstancias lo permiten, considera la posibilidad de almacenar agua adicional más allá de tu reserva de emergencia. Esto podría incluir la compra de botellas de agua adicionales, la instalación de tanques de almacenamiento de agua o la utilización de barriles de agua. Recuerda rotar el agua almacenada regularmente para mantenerla fresca y potable.

Recuerda que el agua es esencial para la supervivencia, por lo que es importante estar preparado y tener un plan de emergencia para obtener agua en caso de que se agote tu suministro almacenado. Sigue estos consejos y trucos eficientes para asegurarte de tener acceso a agua potable en situaciones críticas.

Preguntas frecuentes

¿Cuánta agua debo almacenar para emergencias?

Se recomienda almacenar al menos 3 litros de agua por persona por día durante al menos 3 días.

¿Cuál es la mejor forma de almacenar agua?

Es recomendable utilizar recipientes de plástico o vidrio con tapa hermética para evitar la contaminación del agua.

¿Cómo puedo purificar el agua almacenada?

Puedes utilizar tabletas o gotas purificadoras de agua, hervir el agua durante al menos 5 minutos o utilizar filtros de agua.

¿Cuánto tiempo puedo almacenar el agua antes de que se vuelva insegura para consumir?

El agua almacenada adecuadamente puede durar hasta 6 meses, pero es recomendable rotar el agua cada 6 meses para asegurar su calidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Almacenamiento de agua para emergencias: consejos y trucos eficientes puedes visitar la categoría Kits de Emergencia.

  1. Guillermo Agudo dice:

    Creo que el agua embotellada es una estafa, prefiero beber directo del grifo. ¿Quién está conmigo? 💧💦

    1. Leonardo Royo dice:

      ¡Totalmente de acuerdo! El agua embotellada solo es un negocio para las grandes empresas. Beber del grifo es más económico, ecológico y seguro. ¡No caigamos en la trampa! 💧💪

  2. Biel dice:

    ¡Vamos, gente! ¿Realmente creen que almacenar agua en botellas de plástico es seguro? ¿Qué opinan? 💦💧

    1. Azai Marcos dice:

      Claro que no es seguro. El plástico libera químicos tóxicos que contaminan el agua. Si de verdad te importa tu salud y el medio ambiente, busca alternativas como botellas reutilizables de acero inoxidable. ¡No sigamos contribuyendo a la crisis de plástico! 💚🌍

  3. Bob Solis dice:

    ¿Por qué no almacenar el agua en bolsas de plástico en lugar de botellas?

    1. Abilio dice:

      Eso sería una idea terrible. El plástico es altamente contaminante y dañino para el medio ambiente. Es mucho mejor utilizar alternativas sostenibles como botellas reutilizables o sistemas de filtración para almacenar agua. ¡Cuidemos nuestro planeta!

  4. Dakota Nieves dice:

    ¿Qué pasa si no tengo suficientes botellas de plástico? ¿Puedo usar vasos de papel?

    1. Elixi dice:

      Claro que puedes usar vasos de papel en lugar de botellas de plástico. ¿Por qué limitarse a una sola opción cuando hay alternativas más sostenibles? Además, los vasos de papel son biodegradables, lo cual es un gran beneficio para el medio ambiente. ¡Anímate a probarlos!

  5. Viriato dice:

    No entiendo por qué no se puede guardar agua en macetas. ¡Es un recipiente limpio y herméticamente cerrado!

    1. Fedra dice:

      No se puede guardar agua en macetas porque no están diseñadas para eso. Su función principal es albergar plantas, no líquidos. Además, el agua estancada puede generar problemas como la proliferación de mosquitos y el deterioro de las raíces de las plantas.

  6. Hansel dice:

    ¿Alguien ha probado almacenar agua en bolsas de papel higiénico? ¡Podría ser una alternativa eco-amigable!

    1. Cuchulain Barranco dice:

      No creo que almacenar agua en bolsas de papel higiénico sea una alternativa viable o segura. Es mejor utilizar recipientes diseñados específicamente para almacenar agua y así evitar posibles filtraciones o contaminación.

  7. Jeanette Ferrera dice:

    ¿Por qué almacenar agua cuando puedo comprarla en el supermercado? ¡Es más fácil y conveniente!

    1. Simón dice:

      No siempre puedes confiar en que el agua del supermercado esté disponible durante una emergencia. Almacenar agua en casa te asegura tener acceso a ella en situaciones críticas. Prevenir es mejor que lamentar.

  8. Dava Palau dice:

    ¡Guarden el agua en botellas de vidrio en lugar de plástico! ¡Es más ecológico y seguro! 🌍♻️

    1. Conrado dice:

      Eso es una tontería. El vidrio también tiene un impacto ambiental significativo en su producción y transporte. Además, el plástico se puede reciclar y reutilizar de muchas formas. No hay una solución perfecta, así que dejemos de ser extremistas y enfoquémonos en reducir nuestro consumo en general. 🌍♻️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up