Medidas de emergencia para obtener agua en desastres: asegura tu suministro y protege a tu familia

En situaciones de desastres naturales como terremotos, huracanes o inundaciones, una de las principales preocupaciones es el acceso a agua potable. La interrupción de los servicios de agua puede ser un problema grave, ya que el agua es esencial para la supervivencia humana. Es por eso que es fundamental estar preparados y conocer las medidas de emergencia para obtener agua en caso de un desastre.

Te proporcionaremos información importante sobre cómo asegurar tu suministro de agua en situaciones de emergencia y cómo proteger a tu familia. Hablaremos sobre las diferentes fuentes de agua que puedes utilizar, como los grifos, los tanques de agua, los ríos y lagos cercanos, así como métodos de purificación y almacenamiento seguro. También te brindaremos consejos sobre cómo administrar adecuadamente tu suministro de agua y cómo conservarla en caso de escasez. Estar preparado y saber qué hacer en caso de un desastre puede marcar la diferencia en la supervivencia de tu familia.

Índice
  1. Almacena agua potable de forma adecuada para emergencias
    1. 1. Almacena suficiente agua:
    2. 2. Utiliza recipientes adecuados:
    3. 3. Guarda el agua en un lugar fresco y oscuro:
    4. 4. Rotación del agua almacenada:
    5. 5. Filtra y purifica el agua:
    6. 6. Aprende a recolectar agua de fuentes alternativas:
  2. Utiliza métodos de purificación del agua en caso de contaminación
    1. Filtración
    2. Hervir el agua
    3. Desinfección con cloro
    4. Tratamiento con yodo
  3. Conoce la ubicación de fuentes de agua cercanas, como ríos o lagos
  4. Aprende a recolectar agua de lluvia de manera segura
    1. 1. Prepara los recipientes adecuados
    2. 2. Elige una superficie de recolección segura
    3. 3. Filtra y desinfecta el agua recolectada
    4. 4. Almacena el agua de manera segura
    5. 5. Utiliza el agua de manera consciente
  5. Utiliza sistemas de filtración portátiles para obtener agua potable
    1. ¿Qué debes considerar al elegir un sistema de filtración portátil?
  6. Asegúrate de tener recipientes limpios y seguros para almacenar el agua
    1. Recuerda seguir estas recomendaciones al elegir y preparar los recipientes:
  7. Considera la posibilidad de instalar un sistema de captación de agua de lluvia en tu hogar
  8. Infórmate sobre los puntos de distribución de agua en casos de emergencia en tu área
  9. Establece un plan de racionamiento del agua para asegurar su uso eficiente
    1. 1. Establece horarios para el consumo de agua
    2. 2. Prioriza el uso del agua para actividades esenciales
    3. 3. Recicla y reutiliza el agua
    4. 4. Implementa medidas de ahorro de agua
    5. 5. Educa a tu familia sobre la importancia del uso responsable del agua
    6. 6. Mantén un suministro de agua de emergencia
  10. Aprende técnicas de supervivencia para obtener agua en entornos naturales
    1. 1. Conoce las fuentes de agua cercanas
    2. 2. Filtración y purificación
    3. 3. Recolección de agua de lluvia
    4. 4. Almacenamiento de agua
  11. Preguntas frecuentes

Almacena agua potable de forma adecuada para emergencias

Es crucial estar preparado para cualquier situación de emergencia, y una de las necesidades básicas más importantes es el suministro de agua potable. En caso de desastres naturales o cualquier otra situación que interrumpa el suministro de agua, es esencial tener medidas de emergencia en su lugar para asegurar que tu familia tenga acceso a agua limpia y segura.

1. Almacena suficiente agua:

Se recomienda tener un suministro de agua almacenada de al menos tres días por persona. Esto significa que cada miembro de tu familia debe tener un galón de agua por día para beber y para la higiene personal.

2. Utiliza recipientes adecuados:

Es importante almacenar el agua en recipientes seguros y adecuados. Los recipientes de plástico de grado alimenticio, como los utilizados para almacenar agua embotellada, son ideales. Asegúrate de que los recipientes estén limpios y desinfectados antes de llenarlos con agua.

3. Guarda el agua en un lugar fresco y oscuro:

El lugar de almacenamiento de agua debe ser fresco y oscuro para evitar la proliferación de bacterias y algas. Evita exponer los recipientes de agua directamente a la luz solar.

4. Rotación del agua almacenada:

Es importante rotar el agua almacenada cada seis meses. Esto garantiza que siempre tengas agua fresca y potable en caso de emergencia. Utiliza el agua almacenada en actividades diarias para asegurarte de que no se desperdicie y se reemplace regularmente.

5. Filtra y purifica el agua:

En caso de que se agote el suministro de agua almacenada, es importante tener un sistema de filtración o purificación de agua a mano. Puedes utilizar filtros de agua portátiles o tabletas de purificación de agua para garantizar que el agua que encuentres en tu entorno sea segura para beber.

6. Aprende a recolectar agua de fuentes alternativas:

En situaciones de emergencia, es posible que necesites recolectar agua de fuentes alternativas, como ríos, lagos o lluvia. Aprende a recolectar y purificar agua de estas fuentes de manera segura. Utiliza herramientas como lonas o tarps para recolectar agua de lluvia y hierve o utiliza tabletas de purificación si sospechas que el agua no es segura.

Asegurar un suministro adecuado de agua potable en situaciones de emergencia es esencial para proteger a tu familia. Sigue estas medidas de emergencia para almacenar agua de forma adecuada y aprende a recolectar y purificar agua de fuentes alternativas. Estar preparado con un suministro de agua suficiente y seguro te brindará tranquilidad en tiempos difíciles.

Utiliza métodos de purificación del agua en caso de contaminación

En situaciones de desastres naturales, como terremotos, inundaciones o huracanes, es común que el suministro de agua se vea afectado y pueda estar contaminado. Por lo tanto, es de vital importancia utilizar métodos de purificación del agua para asegurar su potabilidad y proteger la salud de tu familia.

Existen diversas opciones para purificar el agua en situaciones de emergencia. Algunas de ellas son:

Filtración

La filtración es un método efectivo para eliminar partículas y sedimentos del agua. Puedes utilizar un filtro de agua portátil o improvisar uno con materiales disponibles, como arena, grava y carbón activado. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante o buscar información confiable para garantizar una correcta filtración.

Hervir el agua

Hervir el agua es otro método sencillo y efectivo para eliminar gérmenes y bacterias. Para ello, hierve el agua durante al menos 1 minuto a una temperatura de 100 grados Celsius (212 grados Fahrenheit). Recuerda que este método no elimina contaminantes químicos, por lo que en caso de duda sobre la calidad del agua, es preferible utilizar otros métodos de purificación.

💡Artículo relacionado  Planificación de comidas en emergencias: clave para estar preparado y asegurar alimentación

Desinfección con cloro

El cloro es un desinfectante eficaz para eliminar microorganismos del agua. Puedes utilizar tabletas de cloro disponibles en tiendas especializadas o seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias locales para determinar la cantidad adecuada de cloro líquido a utilizar. Deja reposar el agua durante al menos 30 minutos antes de consumirla.

Tratamiento con yodo

El yodo es otro desinfectante que puede utilizarse para tratar el agua en situaciones de emergencia. Puedes encontrar tabletas de yodo en tiendas especializadas y seguir las indicaciones del fabricante para su correcto uso. Deja reposar el agua tratada durante al menos 30 minutos antes de beberla.

  • Recuerda que en situaciones de emergencia, es importante contar con un suministro de agua suficiente para al menos 72 horas por persona.
  • Si no cuentas con los medios para purificar el agua, considera buscar fuentes de agua seguras, como pozos profundos o manantiales, y consultar con las autoridades locales sobre su potabilidad.
  • Evita consumir agua de ríos, lagos o estanques sin antes haberla tratado adecuadamente.

En caso de desastres naturales, es fundamental utilizar métodos de purificación del agua para garantizar su potabilidad y proteger la salud de tu familia. Algunas opciones son la filtración, hervir el agua, desinfección con cloro y tratamiento con yodo. Recuerda seguir las instrucciones adecuadas y asegurarte de contar con un suministro de agua suficiente para al menos 72 horas.

Conoce la ubicación de fuentes de agua cercanas, como ríos o lagos

En situaciones de emergencia, es crucial conocer la ubicación de fuentes de agua cercanas, como ríos o lagos. Estos cuerpos de agua pueden ser una fuente vital de suministro de agua durante un desastre. Es importante identificar y familiarizarse con estas fuentes de agua antes de que ocurra un desastre, para poder acceder a ellas rápidamente si es necesario.

Aprende a recolectar agua de lluvia de manera segura

En situaciones de emergencia, es crucial asegurar un suministro adecuado de agua para poder sobrevivir. Una de las formas más seguras y efectivas de obtener agua es a través de la recolección de agua de lluvia. Aquí te mostramos cómo hacerlo de manera segura:

1. Prepara los recipientes adecuados

Antes de que comience la lluvia, asegúrate de tener recipientes limpios y seguros para recolectar el agua. Puedes utilizar cubetas, barriles de agua o incluso botellas de plástico limpias y desinfectadas. Es importante que los recipientes estén en buen estado y no tengan fugas para evitar contaminaciones.

2. Elige una superficie de recolección segura

Selecciona un área de recolección adecuada, como un techo o una lona limpia y resistente. Asegúrate de que la superficie esté libre de contaminantes, como suciedad, hojas o animales muertos. Evita recolectar agua de superficies que hayan estado expuestas a productos químicos o residuos tóxicos.

3. Filtra y desinfecta el agua recolectada

Una vez que hayas recolectado el agua de lluvia, es importante filtrarla y desinfectarla antes de consumirla. Puedes utilizar filtros de agua comerciales o improvisar uno utilizando capas de tela, arena y grava. Luego, hierve el agua durante al menos 1 minuto para eliminar cualquier bacteria o microorganismo dañino.

4. Almacena el agua de manera segura

Una vez que hayas filtrado y desinfectado el agua, almacénala en recipientes limpios y seguros. Asegúrate de que los recipientes estén bien cerrados para evitar la entrada de contaminantes. Etiqueta los recipientes con la fecha de recolección para poder utilizar el agua en orden cronológico y evitar el desperdicio.

5. Utiliza el agua de manera consciente

En situaciones de emergencia, el agua se convierte en un recurso escaso y valioso. Utilízala de manera consciente y evita el desperdicio. Utiliza agua recolectada para beber, cocinar y lavarte, pero también considera otras alternativas, como utilizar agua de lluvia para regar las plantas o lavar la ropa.

Recuerda que la recolección de agua de lluvia es una medida de emergencia y no debe ser la única fuente de agua a largo plazo. Busca otras alternativas y recursos para asegurar un suministro adecuado de agua para ti y tu familia en situaciones de desastre.

Utiliza sistemas de filtración portátiles para obtener agua potable

En situaciones de desastre, es posible que el suministro de agua potable se vea comprometido. En estos casos, es fundamental contar con sistemas de filtración portátiles para obtener agua segura para el consumo humano.

Los sistemas de filtración portátiles son dispositivos compactos y fáciles de transportar que permiten purificar el agua de fuentes naturales, como ríos, lagos o incluso charcos, eliminando los contaminantes y haciéndola segura para beber.

Existen varios tipos de sistemas de filtración portátiles disponibles en el mercado, desde filtros de agua con membrana de microfiltración hasta sistemas de purificación con luz ultravioleta. Cada uno de ellos ofrece diferentes niveles de filtración y purificación, por lo que es importante elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y al entorno en el que te encuentres.

Algunos sistemas de filtración portátiles también cuentan con la capacidad de almacenar agua purificada, lo que te permitirá tener un suministro de agua seguro durante un período de tiempo determinado.

Es importante tener en cuenta que, aunque los sistemas de filtración portátiles pueden eliminar la mayoría de los contaminantes presentes en el agua, no garantizan la eliminación total de todos los microorganismos. Por lo tanto, es recomendable combinar su uso con la hervida del agua o el uso de pastillas de purificación química, especialmente en situaciones de emergencia.

¿Qué debes considerar al elegir un sistema de filtración portátil?

  • Capacidad de filtración: Verifica cuántos litros de agua puede filtrar o purificar el sistema por hora o por día. Esto te dará una idea de su eficiencia y capacidad para satisfacer tus necesidades de suministro de agua.
  • Tamaño y peso: Considera el tamaño y peso del sistema de filtración portátil, ya que necesitarás transportarlo contigo durante situaciones de emergencia. Busca opciones compactas y ligeras que no ocupen mucho espacio en tu kit de supervivencia.
  • Durabilidad: Asegúrate de que el sistema de filtración portátil esté fabricado con materiales duraderos y resistentes, capaces de soportar condiciones adversas. Busca opciones que sean a prueba de golpes, impermeables y que puedan resistir caídas accidentales.
  • Mantenimiento: Investiga qué tipo de mantenimiento requiere el sistema de filtración portátil y si es fácil de realizar. Algunos dispositivos pueden requerir la limpieza o reemplazo de los filtros con cierta frecuencia, por lo que es importante tener en cuenta estos aspectos antes de realizar tu compra.
💡Artículo relacionado  Evacuación segura ante inundaciones: protege a tus seres queridos

Recuerda que contar con un sistema de filtración portátil para obtener agua potable en situaciones de desastre puede marcar la diferencia entre la supervivencia y la vulnerabilidad. No escatimes en la seguridad y bienestar de tu familia, asegúrate de incluir uno de estos dispositivos en tu plan de emergencia.

Asegúrate de tener recipientes limpios y seguros para almacenar el agua

Para garantizar que tendrás agua potable durante un desastre, es vital contar con recipientes limpios y seguros para almacenarla. Asegúrate de tener a mano una variedad de recipientes de diferentes tamaños, que sean resistentes y estén hechos de materiales no tóxicos como el plástico alimentario o el acero inoxidable.

Es recomendable disponer de botellas de agua de tamaño individual, bidones de agua de mayor capacidad y cubos o barriles de almacenamiento. De esta manera, podrás asegurarte de tener suficiente agua para tu familia durante al menos tres días.

Recuerda seguir estas recomendaciones al elegir y preparar los recipientes:

  • Limpieza adecuada: Asegúrate de que los recipientes estén limpios antes de llenarlos con agua. Lávalos con agua caliente y jabón, y enjuágalos bien para eliminar cualquier residuo. Si tienes dudas sobre la limpieza de los recipientes, puedes utilizar una solución de cloro diluido (1 cucharadita de cloro por galón de agua) para desinfectarlos.
  • Tapa segura: Los recipientes deben tener tapas herméticas para evitar la contaminación del agua almacenada. Verifica que las tapas cierren adecuadamente y no tengan grietas o fugas.
  • Etiquetado claro: Identifica cada recipiente con la fecha de llenado y el tipo de agua que contiene (potable o no potable). Esto te ayudará a mantener un control adecuado de tus reservas y evitar confusiones.
  • Almacenamiento adecuado: Guarda los recipientes en un lugar fresco y oscuro, alejado de la luz solar directa y de productos químicos. Evita también lugares donde puedan sufrir daños o derramarse fácilmente.
  • Rotación regular: Revisa y cambia el agua almacenada cada seis meses para asegurarte de que esté fresca y segura para el consumo. Utiliza el agua almacenada en actividades no potables, como el riego de plantas o la limpieza, y reemplázala con agua nueva.

Recuerda que el agua es esencial para la supervivencia, por lo que es fundamental tomar medidas preventivas para asegurar su disponibilidad en caso de un desastre. Sigue estas recomendaciones y estarás mejor preparado para proteger a tu familia durante una situación de emergencia.

Considera la posibilidad de instalar un sistema de captación de agua de lluvia en tu hogar

En situaciones de emergencia, contar con un suministro adecuado de agua es fundamental para garantizar la supervivencia y el bienestar de tu familia. Una de las medidas más eficientes y sostenibles para obtener agua en desastres es la instalación de un sistema de captación de agua de lluvia en tu hogar.

Este sistema consiste en la recolección y almacenamiento del agua de lluvia que cae sobre tu techo, para luego utilizarla en diferentes actividades domésticas, como el lavado de ropa, la limpieza de la casa o incluso para el consumo humano en caso de ser necesario.

Para implementar este sistema, necesitarás contar con un techo en buen estado, preferiblemente de metal, baldosas o tejas, que permita la recogida eficiente del agua. Además, deberás instalar canaletas y bajantes que dirijan el agua hacia un tanque de almacenamiento adecuado.

Existen diferentes tipos de tanques de almacenamiento, como los de plástico, fibra de vidrio o concreto. Es importante que el tanque sea resistente, estanco y esté protegido de la luz solar directa para evitar la proliferación de algas y bacterias. Además, es recomendable instalar un sistema de filtrado para garantizar la calidad del agua recogida.

Una vez instalado el sistema de captación de agua de lluvia, es fundamental realizar un adecuado mantenimiento y limpieza periódica de los componentes, para asegurar un suministro de agua limpio y seguro.

Recuerda que este sistema es una medida complementaria y no sustituye la importancia de contar con reservas de agua potable almacenadas, así como de conocer y aplicar medidas de higiene y saneamiento adecuadas.

La instalación de un sistema de captación de agua de lluvia en tu hogar puede ser una medida efectiva para asegurar tu suministro de agua en situaciones de emergencia. Recuerda seguir las recomendaciones de instalación y mantenimiento y complementar esta medida con otras acciones para garantizar la seguridad y bienestar de tu familia.

Infórmate sobre los puntos de distribución de agua en casos de emergencia en tu área

En situaciones de desastres naturales o emergencias, es fundamental estar preparados y contar con un suministro adecuado de agua potable. Para ello, es importante informarte sobre los puntos de distribución de agua potable disponibles en tu área.

Estos puntos de distribución son lugares designados por las autoridades donde se proporciona agua potable de forma gratuita a la comunidad afectada. Pueden ser escuelas, centros comunitarios, estadios u otros lugares seguros.

Para obtener esta información, puedes consultar a las autoridades locales, como el ayuntamiento o la defensa civil, quienes suelen brindar información actualizada sobre los puntos de distribución de agua en casos de emergencia. También puedes acceder a la página web de tu municipio o utilizar aplicaciones móviles que proporcionen esta información.

Una vez que conozcas los puntos de distribución de agua en tu área, es recomendable marcarlos en un mapa y compartir esta información con tu familia y vecinos. Así, todos estarán preparados y sabrán dónde acudir en caso de necesitar agua potable.

Recuerda que en situaciones de emergencia, el agua es esencial para la supervivencia y el bienestar de tu familia. Asegúrate de tener a mano recipientes limpios y seguros para almacenar el agua que obtengas de los puntos de distribución. Además, es importante seguir las instrucciones de las autoridades y respetar las medidas de seguridad establecidas en estos lugares.

💡Artículo relacionado  Sobrevive y recupérate de desastres naturales con comunicación y resiliencia: Estrategias efectivas para protegerte a ti y a tus seres queridos

Mantén siempre en mente la importancia de la solidaridad y la colaboración en momentos de crisis. Si tienes acceso a agua potable y sabes de personas que lo necesitan, no dudes en compartir tu suministro con quienes lo necesiten. Juntos podemos superar cualquier desastre y proteger a nuestras familias.

Establece un plan de racionamiento del agua para asegurar su uso eficiente

En situaciones de emergencia, es fundamental establecer un plan de racionamiento del agua para asegurar su uso eficiente y garantizar que todos en tu familia tengan acceso a este recurso vital. Aquí te presentamos algunas medidas que puedes tomar:

1. Establece horarios para el consumo de agua

Divide el día en diferentes intervalos de tiempo y asigna a cada miembro de la familia un horario específico para utilizar el agua. De esta manera, podrás evitar el desperdicio y asegurar que todos tengan suficiente agua para sus necesidades básicas.

2. Prioriza el uso del agua para actividades esenciales

En momentos de crisis, es importante priorizar el uso del agua para actividades esenciales, como beber, cocinar y mantener la higiene personal. Restringe el uso del agua para actividades no esenciales, como lavar el auto o regar el jardín.

3. Recicla y reutiliza el agua

Busca formas de reciclar y reutilizar el agua en tu hogar. Por ejemplo, puedes recolectar el agua de lluvia en recipientes y utilizarla para regar las plantas o para actividades de limpieza. Además, considera la posibilidad de reutilizar el agua de lavado de platos o ropa para otros fines.

4. Implementa medidas de ahorro de agua

Adopta medidas de ahorro de agua en tu hogar, como instalar dispositivos de bajo consumo en grifos y duchas, reparar cualquier fuga de agua y utilizar métodos de riego eficientes. Estas acciones te ayudarán a maximizar el uso de cada gota de agua disponible.

5. Educa a tu familia sobre la importancia del uso responsable del agua

Es crucial que todos los miembros de tu familia comprendan la importancia del uso responsable del agua en situaciones de emergencia. Explícales la necesidad de conservar este recurso limitado y enséñales cómo realizar acciones concretas para utilizar el agua de manera eficiente.

6. Mantén un suministro de agua de emergencia

Asegúrate de contar con un suministro de agua de emergencia en caso de que se interrumpa el suministro regular. Almacena agua potable en recipientes limpios y seguros, y haz un seguimiento de la fecha de vencimiento de esta reserva para poder renovarla a tiempo.

Implementar un plan de racionamiento del agua es esencial para asegurar su uso eficiente durante situaciones de emergencia. Sigue estas medidas y estarás mejor preparado para proteger a tu familia y garantizar el acceso a este recurso vital.

Aprende técnicas de supervivencia para obtener agua en entornos naturales

En situaciones de emergencia o desastres naturales, como terremotos, inundaciones o huracanes, el suministro regular de agua puede verse interrumpido o contaminado. En estos casos, es fundamental estar preparados y conocer técnicas de supervivencia para obtener agua de fuentes naturales cercanas.

1. Conoce las fuentes de agua cercanas

Antes de que ocurra un desastre, debes familiarizarte con las fuentes de agua naturales cercanas a tu ubicación. Identifica ríos, arroyos, lagos o manantiales que puedan ser utilizados como fuentes de agua en caso de emergencia. Tener esta información te permitirá tomar decisiones rápidas y eficientes cuando sea necesario.

2. Filtración y purificación

Una vez que hayas localizado una fuente de agua, es importante filtrar y purificar el agua antes de consumirla. Puedes utilizar diferentes métodos para hacerlo:

  • Filtración con tela o papel: si no cuentas con un filtro especializado, puedes utilizar una tela o papel para filtrar las impurezas más grandes del agua.
  • Hervir el agua: hervir el agua durante al menos 1 minuto es una forma efectiva de eliminar bacterias y microorganismos que puedan estar presentes.
  • Uso de tabletas de purificación: existen tabletas de purificación de agua que pueden ser utilizadas en caso de emergencia. Sigue las instrucciones del fabricante para su correcto uso.
  • Sistemas de filtración portátiles: también puedes considerar invertir en un sistema de filtración portátil que puedas llevar contigo en caso de una situación de emergencia.

3. Recolección de agua de lluvia

La recolección de agua de lluvia es una técnica efectiva para obtener agua en entornos naturales. Puedes utilizar recipientes limpios o lonas para recolectar el agua de lluvia. Asegúrate de filtrar y purificar el agua antes de consumirla.

4. Almacenamiento de agua

Además de aprender a obtener agua en situaciones de emergencia, es importante contar con un suministro de agua almacenada en tu hogar. Se recomienda tener al menos 3 días de agua almacenada para cada miembro de la familia. Utiliza recipientes limpios y seguros, y asegúrate de rotar el agua almacenada cada 6 meses para mantener su calidad.

Recuerda que el agua es esencial para la supervivencia, por lo que es fundamental estar preparados y conocer técnicas de obtención y purificación en caso de emergencia. Sigue estas medidas de emergencia para asegurar tu suministro de agua y proteger a tu familia en situaciones de desastre.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánta agua debo almacenar por persona?

Se recomienda almacenar al menos 3 litros de agua por persona por día.

2. ¿Cuánto tiempo puedo almacenar el agua antes de que se vuelva insegura para beber?

El agua almacenada en recipientes limpios y sellados puede durar hasta 6 meses.

3. ¿Qué debo hacer si no tengo suficiente agua almacenada en caso de un desastre?

Puedes purificar el agua utilizando tabletas o gotas desinfectantes, o hirviéndola durante al menos 1 minuto.

4. ¿Cómo puedo proteger a mi familia de contaminantes en el agua durante un desastre?

Utiliza filtros de agua o bolsas de filtración para eliminar sedimentos y partículas antes de consumir el agua.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Medidas de emergencia para obtener agua en desastres: asegura tu suministro y protege a tu familia puedes visitar la categoría Preparación para Desastres Naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up