¡Prepárate para un apagón! Cómo estar preparado para una emergencia eléctrica

La electricidad es una parte fundamental de nuestras vidas. La dependencia de la energía eléctrica es tal, que cuando se produce un apagón, la vida cotidiana se ve gravemente afectada. Ya sea por un fallo en el suministro eléctrico, una tormenta o un desastre natural, es importante estar preparado para enfrentar una emergencia eléctrica.

Te daremos algunos consejos y recomendaciones para que puedas estar preparado ante un apagón. Hablaremos sobre la importancia de tener un kit de emergencia, cómo conservar los alimentos durante un corte de luz, cómo proteger tus dispositivos electrónicos y cómo mantener la seguridad en tu hogar durante una emergencia eléctrica. ¡No te lo pierdas!

Índice
  1. Tener siempre a mano linternas y pilas de repuesto
  2. Mantener alimentos no perecederos en casa, como enlatados y alimentos envasados
  3. Tener un botiquín de primeros auxilios completo y al día
  4. Tener provisiones de alimentos no perecederos y agua
  5. Tener linternas, velas y baterías de respaldo
  6. Tener un plan de comunicación
  7. Tener un generador eléctrico de respaldo
  8. Asegurarse de tener medicamentos y suministros médicos adicionales en caso de emergencia
    1. 1. Haz una lista de tus medicamentos y suministros médicos necesarios
    2. 2. Mantén una reserva adicional de medicamentos
    3. 3. Almacena correctamente tus medicamentos y suministros médicos
    4. 4. Crea un kit de emergencia con suministros médicos
  9. Conocer la ubicación de los cortacircuitos y los interruptores principales de electricidad en tu hogar
  10. Establecer un punto de encuentro con tu familia en caso de que se produzca un apagón
  11. Mantener los números de emergencia a mano, como el de la compañía eléctrica y los servicios de emergencia locales
  12. Mantener tu teléfono móvil cargado y tener un cargador portátil a mano
  13. Tener mantas y ropa abrigada disponibles en caso de que la calefacción no funcione
  14. Mantener un suministro de agua potable almacenada
  15. Considerar la posibilidad de invertir en generadores de energía de respaldo
  16. Conocer las medidas de seguridad en caso de incendio, como tener extintores y detectores de humo funcionales
  17. Mantenerse informado sobre los anuncios y alertas de emergencia locales
  18. Preguntas frecuentes

Tener siempre a mano linternas y pilas de repuesto

Es importante contar con linternas y pilas de repuesto en caso de un apagón. Las linternas te permitirán iluminar el entorno y moverte de manera segura en la oscuridad. Asegúrate de tener al menos una linterna por persona en tu hogar.

Además, es fundamental contar con un suministro de pilas de repuesto. Asegúrate de tener suficientes pilas en diferentes tamaños para poder utilizarlas en tus linternas y otros dispositivos que utilicen pilas durante un apagón.

Mantener alimentos no perecederos en casa, como enlatados y alimentos envasados

Es importante estar preparado para cualquier tipo de emergencia, incluyendo un apagón eléctrico. Una de las primeras medidas que debemos tomar es asegurarnos de tener suficientes alimentos no perecederos en casa. Esto incluye alimentos enlatados, alimentos envasados y cualquier otro producto que tenga una larga vida útil.

Los alimentos enlatados son una excelente opción, ya que suelen tener una fecha de vencimiento bastante extendida y no requieren refrigeración. Algunos ejemplos de alimentos enlatados que podemos tener en casa son: atún, sardinas, frijoles, vegetales enlatados, sopas enlatadas y frutas enlatadas.

Además de los alimentos enlatados, es recomendable tener otros alimentos envasados que no necesiten refrigeración. Estos pueden incluir barras de granola, galletas, cereales, frutos secos, mantequilla de maní y alimentos deshidratados.

Es importante asegurarse de tener suficiente cantidad de estos alimentos no perecederos para todos los miembros de la familia y para varios días, ya que nunca sabemos cuánto tiempo puede durar un apagón eléctrico.

Es recomendable revisar periódicamente la fecha de vencimiento de los alimentos no perecederos y consumir aquellos que estén próximos a caducar, para así mantener un suministro fresco y actualizado en caso de emergencia.

Tener un botiquín de primeros auxilios completo y al día

Es importante tener un botiquín de primeros auxilios completo y actualizado en caso de una emergencia eléctrica. Asegúrate de incluir elementos esenciales como vendajes, gasa esterilizada, tijeras, pinzas, desinfectante, guantes desechables y medicamentos básicos como analgésicos y antihistamínicos.

Además, es recomendable tener a mano una lista de números de emergencia y contactos médicos en caso de necesitar asistencia profesional. Mantén esta información junto al botiquín y asegúrate de que todos en tu hogar sepan dónde está ubicado.

Tener provisiones de alimentos no perecederos y agua

En caso de un apagón prolongado, es fundamental tener provisiones de alimentos no perecederos y agua suficiente para cada miembro de la familia. Los alimentos enlatados, las barras energéticas y los alimentos envasados al vacío son opciones ideales, ya que no requieren refrigeración.

Asegúrate de tener al menos tres días de suministro de alimentos y agua almacenados en un lugar seguro y de fácil acceso. Además, no olvides tener un abrelatas manual en caso de que no puedas utilizar electrodomésticos durante el apagón.

Tener linternas, velas y baterías de respaldo

Para mantener la iluminación durante un apagón, es importante contar con linternas, velas y baterías de respaldo. Asegúrate de tener varias linternas en diferentes áreas de tu hogar, junto con un suministro de baterías adicionales.

💡Artículo relacionado  10 suministros esenciales para un apagón: ¿Estás preparado?

Las velas también pueden ser útiles en caso de un apagón prolongado, pero es importante recordar tomar precauciones de seguridad al usarlas. Coloca las velas en recipientes seguros y alejadas de cualquier material inflamable.

Tener un plan de comunicación

En una emergencia eléctrica, es posible que los servicios de telefonía móvil y fija se vean afectados. Por lo tanto, es fundamental tener un plan de comunicación alternativo con tu familia y seres queridos.

Puedes establecer un punto de encuentro fuera de tu hogar en caso de que no puedan comunicarse por teléfono. Además, considera la posibilidad de tener radios de mano o dispositivos de comunicación por satélite para mantener la comunicación en caso de una emergencia.

Recuerda informar a tus familiares y amigos sobre tu plan de comunicación alternativo para que todos estén preparados en caso de un apagón.

Tener un generador eléctrico de respaldo

Si vives en un área propensa a apagones frecuentes, considera invertir en un generador eléctrico de respaldo. Un generador puede proporcionar energía durante un apagón prolongado y mantener encendidos los electrodomésticos esenciales y sistemas de seguridad.

Es importante tener en cuenta que los generadores deben ser utilizados correctamente y en áreas bien ventiladas para evitar el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono. Si decides utilizar un generador, familiarízate con las instrucciones de seguridad y mantenimiento antes de su uso.

Tener un generador de respaldo puede brindar tranquilidad y comodidad durante un apagón prolongado, pero recuerda siempre seguir las precauciones de seguridad recomendadas.

Asegurarse de tener medicamentos y suministros médicos adicionales en caso de emergencia

Es fundamental estar preparado para cualquier emergencia eléctrica que pueda ocurrir. Una de las principales preocupaciones durante un apagón es la disponibilidad de medicamentos y suministros médicos. Si dependes de medicamentos recetados o tienes alguna condición médica que requiere suministros especiales, es crucial tener una reserva adicional en caso de una emergencia eléctrica.

Para asegurarte de tener suficientes medicamentos y suministros médicos durante un apagón, sigue estos pasos:

1. Haz una lista de tus medicamentos y suministros médicos necesarios

Antes de que ocurra un apagón, es importante hacer una lista de todos los medicamentos y suministros médicos que necesitas regularmente. Esto incluye cualquier medicamento recetado, como inhaladores, insulina, medicamentos para la presión arterial, entre otros.

2. Mantén una reserva adicional de medicamentos

Una vez que hayas hecho la lista, asegúrate de tener una reserva adicional de cada medicamento. Habla con tu médico para obtener una receta adicional o solicita un suministro adicional en la farmacia. De esta manera, estarás preparado en caso de que no puedas acceder a una farmacia durante un apagón.

3. Almacena correctamente tus medicamentos y suministros médicos

Es importante almacenar correctamente tus medicamentos y suministros médicos adicionales. Asegúrate de mantenerlos en un lugar fresco y seco para evitar daños. Además, verifica las fechas de vencimiento regularmente y reemplaza cualquier medicamento o suministro médico vencido.

4. Crea un kit de emergencia con suministros médicos

Además de tener medicamentos adicionales, es importante tener un kit de emergencia con suministros médicos básicos. Esto incluye vendajes, antisépticos, termómetro, guantes médicos, entre otros. Mantén este kit en un lugar accesible y asegúrate de revisarlo periódicamente para reponer cualquier suministro faltante.

Estar preparado para una emergencia eléctrica implica asegurarse de tener medicamentos y suministros médicos adicionales. Haz una lista de tus medicamentos necesarios, obtén una reserva adicional, almacénalos correctamente y crea un kit de emergencia con suministros médicos básicos. De esta manera, estarás preparado para cualquier eventualidad y podrás hacer frente a un apagón sin problemas.

Conocer la ubicación de los cortacircuitos y los interruptores principales de electricidad en tu hogar

En caso de un apagón o una emergencia eléctrica, es crucial conocer la ubicación de los cortacircuitos y los interruptores principales de electricidad en tu hogar. Estos dispositivos son fundamentales para controlar y restablecer el suministro eléctrico en caso de fallos o cortes de energía.

En primer lugar, debes familiarizarte con la ubicación del panel de control eléctrico de tu hogar. Por lo general, se encuentra en el sótano, el garaje o una habitación designada específicamente para este fin. Una vez localizado el panel de control, abre la puerta y observa los interruptores y los cortacircuitos que se encuentran en su interior.

Los interruptores principales de electricidad son aquellos que controlan el suministro eléctrico de todo el hogar. Por lo general, se encuentran en la parte superior o en un lugar destacado del panel de control. Estos interruptores tienen la capacidad de apagar o encender todo el suministro eléctrico de forma rápida y sencilla.

Por otro lado, los cortacircuitos son dispositivos que protegen los circuitos individuales de tu hogar. Cada circuito tiene un cortacircuito asignado que se encarga de desconectar la alimentación eléctrica en caso de sobrecarga o cortocircuito. Los cortacircuitos suelen estar ubicados debajo de los interruptores principales y se encuentran identificados mediante etiquetas o números.

Es importante entender cómo funcionan los cortacircuitos y los interruptores principales de electricidad. En caso de una emergencia eléctrica, como un cortocircuito o un sobrecalentamiento, es fundamental saber cómo apagar el suministro eléctrico de forma segura y rápida. Esto ayudará a prevenir daños mayores y garantizará la seguridad de todos los ocupantes del hogar.

💡Artículo relacionado  Prepárate para un corte de energía en el trabajo: Descubre los pasos necesarios para estar listo

Conocer la ubicación de los cortacircuitos y los interruptores principales de electricidad en tu hogar es esencial para estar preparado ante una emergencia eléctrica. Asegúrate de familiarizarte con el panel de control eléctrico y de entender cómo funcionan estos dispositivos. Recuerda que la seguridad es lo primero, por lo que siempre es mejor prevenir y estar preparado para cualquier eventualidad.

Establecer un punto de encuentro con tu familia en caso de que se produzca un apagón

En caso de que se produzca un apagón, es importante establecer un punto de encuentro con tu familia para asegurarse de que todos estén a salvo y puedan encontrarse fácilmente. Puede ser un lugar cercano a tu hogar, como el parque de la esquina, o incluso la casa de un vecino de confianza.

Mantener los números de emergencia a mano, como el de la compañía eléctrica y los servicios de emergencia locales

Es importante tener a mano los números de emergencia necesarios en caso de un apagón. Asegúrate de tener a la mano el número de contacto de tu compañía eléctrica, para que puedas reportar cualquier falla en el suministro de energía y obtener información actualizada sobre la duración estimada del apagón.

También es crucial tener a mano los números de los servicios de emergencia locales, como el número de la policía, los bomberos y la ambulancia. En caso de que ocurra alguna situación de emergencia durante el apagón, podrás contactar rápidamente a las autoridades correspondientes para obtener ayuda.

Mantener tu teléfono móvil cargado y tener un cargador portátil a mano

En caso de un apagón, es crucial asegurarse de que tu teléfono móvil esté completamente cargado. Esto te permitirá estar comunicado y buscar información relevante en caso de emergencia.

Además, es recomendable tener un cargador portátil a mano. De esta manera, podrás cargar tu teléfono incluso si no tienes acceso a una toma de corriente.

Tener mantas y ropa abrigada disponibles en caso de que la calefacción no funcione

En caso de un apagón eléctrico, es importante estar preparado para las bajas temperaturas que pueden llegar a afectar nuestro hogar. Si la calefacción no funciona debido a la falta de electricidad, es fundamental contar con mantas y ropa abrigada disponibles para mantenernos calientes.

Las mantas son una excelente opción para conservar el calor corporal y pueden ser utilizadas tanto en la cama como en el sofá. Es recomendable tener varias mantas disponibles para que todos los miembros de la familia puedan abrigarse adecuadamente.

Además de las mantas, es necesario contar con ropa abrigada, como suéteres, sudaderas y calcetines gruesos. Es importante vestirse en capas para conservar el calor de manera más eficiente. Si es necesario, también se pueden utilizar gorros, guantes y bufandas para proteger las extremidades del frío.

Es fundamental recordar que en caso de un apagón prolongado, la temperatura dentro del hogar puede descender rápidamente, por lo que es importante abrigarse adecuadamente para evitar la hipotermia y otras complicaciones relacionadas con el frío.

Además de tener mantas y ropa abrigada disponibles, es recomendable tener a mano otros elementos que pueden ayudarnos a mantenernos calientes durante un apagón eléctrico. Una opción es utilizar velas, siempre con precaución y en un lugar seguro, para generar calor y luz en caso de que no tengamos acceso a lámparas o faroles.

Otra opción es contar con una estufa portátil o un generador de gas para calentar el ambiente. Sin embargo, es importante utilizar estos elementos con precaución y siguiendo las indicaciones del fabricante, ya que pueden presentar riesgos de incendio o intoxicación si no se utilizan correctamente.

Estar preparado para un apagón eléctrico implica tener mantas y ropa abrigada disponibles para mantenernos calientes en caso de que la calefacción no funcione. Además, es recomendable contar con velas, estufas portátiles o generadores de gas para generar calor y luz. Sin embargo, es fundamental utilizar estos elementos con precaución y seguir todas las indicaciones de seguridad para evitar accidentes.

Mantener un suministro de agua potable almacenada

Es crucial mantener un suministro de agua potable almacenada en caso de un apagón prolongado. Durante una emergencia eléctrica, es posible que el suministro de agua potable se vea afectado debido a problemas en las plantas de tratamiento de agua o a interrupciones en el sistema de distribución.

Para garantizar que tengas suficiente agua para beber y para otras necesidades básicas, se recomienda almacenar al menos un galón de agua por persona por día. Esto debería ser suficiente para beber, cocinar y mantener la higiene personal durante varios días.

Además, es importante recordar que el agua almacenada debe ser reemplazada cada seis meses para mantener su frescura y potabilidad. Puedes utilizar recipientes de plástico o botellas de agua selladas para almacenar el agua. Asegúrate de etiquetar claramente los recipientes con la fecha de almacenamiento y de mantenerlos en un lugar fresco y oscuro para evitar la proliferación de bacterias.

💡Artículo relacionado  Prepárate para un apagón inesperado: Pasos clave para estar preparado

Considerar la posibilidad de invertir en generadores de energía de respaldo

En caso de un apagón prolongado, tener un generador de energía de respaldo puede marcar la diferencia. Estos dispositivos son capaces de generar electricidad para mantener funcionando los electrodomésticos y sistemas esenciales de tu hogar, como la nevera, el sistema de calefacción o aire acondicionado, y las luces.

Al invertir en un generador de energía de respaldo, es importante considerar el tipo de combustible que utiliza. Algunos generadores funcionan con gasolina, mientras que otros utilizan gas natural o propano. También debes tener en cuenta la capacidad de generación de energía del dispositivo, para asegurarte de que sea suficiente para tus necesidades.

Además, es fundamental tener en cuenta la seguridad al utilizar un generador de energía de respaldo. Estos dispositivos deben ser instalados y utilizados correctamente para evitar riesgos de incendio o intoxicación por monóxido de carbono. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante y considera contratar a un profesional para su instalación.

Por último, recuerda que los generadores de energía de respaldo requieren un mantenimiento regular para funcionar correctamente. Realiza revisiones periódicas y asegúrate de tener suficiente combustible almacenado en caso de una emergencia.

Invertir en un generador de energía de respaldo puede brindarte tranquilidad en caso de un apagón prolongado. Asegúrate de considerar el tipo de combustible, la capacidad de generación de energía y la seguridad al utilizarlo. Realiza un mantenimiento regular y ten suficiente combustible almacenado para estar preparado ante cualquier emergencia eléctrica.

Conocer las medidas de seguridad en caso de incendio, como tener extintores y detectores de humo funcionales

Es fundamental estar preparado ante cualquier situación de emergencia, y las emergencias eléctricas no son la excepción. Un apagón repentino puede ocurrir en cualquier momento, ya sea por una falla en el suministro eléctrico, un desastre natural o incluso por un incendio en nuestras propias instalaciones.

Una de las medidas más importantes que debemos tener en cuenta en caso de una emergencia eléctrica es conocer las medidas de seguridad en caso de incendio. En este sentido, es vital contar con extintores de incendio y detectores de humo funcionales en nuestras instalaciones.

Los extintores de incendio son dispositivos que nos permiten combatir y controlar pequeños fuegos antes de que se conviertan en incendios incontrolables. Es importante que los extintores estén en buen estado y que se les realice un mantenimiento regular para asegurarnos de que funcionen correctamente cuando los necesitemos.

Los detectores de humo, por otro lado, son dispositivos que nos alertan de la presencia de humo en nuestra vivienda o lugar de trabajo. Estos dispositivos son especialmente útiles durante la noche, cuando estamos durmiendo y no podemos percibir el humo de un incendio. Al detectar humo, los detectores emiten una alarma sonora que nos avisa del peligro y nos da tiempo para evacuar el lugar de manera segura.

Es importante destacar que los extintores y detectores de humo deben ser instalados en lugares estratégicos, de fácil acceso y visibilidad. Además, es fundamental realizar pruebas periódicas para asegurarnos de que estos dispositivos funcionen correctamente. También es recomendable contar con un plan de emergencia y capacitación en caso de incendio para saber cómo actuar de manera rápida y efectiva en caso de una emergencia.

Mantenerse informado sobre los anuncios y alertas de emergencia locales

Es crucial estar al tanto de los anuncios y alertas de emergencia locales para estar preparado ante un apagón. Asegúrate de seguir las redes sociales de tu gobierno local, como Twitter y Facebook, para recibir actualizaciones en tiempo real sobre cortes de energía y medidas de seguridad.

También puedes descargar aplicaciones móviles de alerta de emergencia, como la aplicación oficial de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), que te enviará notificaciones sobre emergencias eléctricas en tu área.

Además, es importante sintonizar las estaciones de radio locales y estar atento a las noticias locales en la televisión para recibir información actualizada sobre el apagón y las medidas que se deben tomar.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué debo hacer en caso de un apagón?

En caso de un apagón, es importante mantener la calma y buscar una fuente de luz alternativa, como linternas o velas.

2. ¿Cuánto tiempo puede durar un apagón?

La duración de un apagón puede variar, desde unos minutos hasta varias horas, dependiendo de la causa y la rapidez con la que se pueda solucionar el problema.

3. ¿Qué alimentos debo tener en caso de un apagón prolongado?

Es recomendable tener alimentos no perecederos, como enlatados, granos, frutas secas y barras de granola, que no requieran refrigeración y puedan mantenerse por un período prolongado.

4. ¿Cómo puedo proteger mis aparatos electrónicos durante un apagón?

Es recomendable desenchufar los aparatos electrónicos durante un apagón para evitar daños causados por picos de energía al restablecerse el suministro eléctrico.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Prepárate para un apagón! Cómo estar preparado para una emergencia eléctrica puedes visitar la categoría Preparación para Apagones y Cortes de Energía.

  1. Macarena Zaragoza dice:

    No entiendo por qué tanto drama con los apagones. ¡La vela y el hambre pueden ser románticos! 🕯️🍽️

    1. Bazkoare Villegas dice:

      No entiendo cómo puedes considerar el apagón y el hambre como algo romántico. Hay personas que sufren y peligran en estas situaciones. No es momento de romanticizar la falta de luz y alimento, es momento de actuar y buscar soluciones concretas.

  2. Aike dice:

    ¡Qué exageración! Nunca ha habido un apagón en mi área, no necesito prepararme.

    1. Hasna Deharo dice:

      ¡No seas tan confiado! Nunca se sabe cuándo puede haber un apagón. Es mejor estar preparado y tener provisiones a mano. No te arriesgues a quedarte sin luz en un momento inoportuno.

  3. Haidee Garzon dice:

    ¡Qué exageración! Un apagón nunca va a pasar, no necesito todas esas cosas.

    1. Perfecto Montoya dice:

      Ay amigo/a, nunca digas nunca. Siempre es mejor estar preparado/a para cualquier eventualidad. Un apagón puede pasar en cualquier momento y es mejor estar listo/a con lo necesario. Mejor prevenir que lamentar, ¿no crees?

  4. Camila dice:

    ¿Y si mejor nos preparamos para vivir sin electricidad? ¡Volvamos a lo básico! #VivaLaVidaSinTecnología

    1. Benigno dice:

      ¡Vaya, qué interesante punto de vista! Vivir sin electricidad sería todo un desafío en la sociedad actual, pero podría ser una oportunidad para reconectar con la naturaleza. Aunque, sinceramente, me resultaría difícil renunciar a ciertas comodidades. ¡Cada uno tiene su perspectiva! #DiversidadDeOpiniones

  5. Helina Garzon dice:

    ¡Vamos, señores, que ya estamos en el siglo XXI! ¿De verdad creen que vamos a tener apagones? ¡Pilas y linternas son cosa del pasado!

    1. Thetys dice:

      ¡No subestimes la capacidad de falla de la tecnología, amigo! En pleno siglo XXI, seguimos dependiendo de la electricidad. No dudes en tener a mano pilas y linternas, nunca sabes cuándo las vas a necesitar. Mejor prevenir que lamentar.

  6. Sahira Ribas dice:

    ¿Por qué preocuparse por un apagón? ¡Siempre puedo pedir comida a domicilio! 🍕🚀

  7. Benito Sanz dice:

    No entiendo por qué tanto drama con los apagones. ¡Siempre me quedo sin pilas y comida!

    1. Adrián Ferrer dice:

      Ay, qué suerte tienes. No todos podemos disfrutar de quedarnos sin pilas y comida. Pero bueno, cada quien tiene sus prioridades. Ojalá nunca te toque experimentar un apagón de verdad y te des cuenta de lo que significa para otros.

  8. Aubrey dice:

    ¡Apagón? ¿Y si mejor nos preparamos para una fiesta en la oscuridad? 🎉🕯️ #VivaLaAventura

    1. Sócrates Nogueira dice:

      ¡Qué buena idea! Una fiesta en la oscuridad podría ser emocionante y diferente. Pero no olvidemos que el apagón puede afectar a muchas personas. Sería genial si encontramos una manera de divertirnos sin perjudicar a los demás. #VivaLaResponsabilidad

  9. Dagmar Gomis dice:

    ¿Y si mejor aprendemos a vivir sin electricidad? Volvamos a lo básico, ¡apaguemos todo!

    1. Donardo Diez dice:

      ¡Vivir sin electricidad suena interesante, pero no práctico! La electricidad nos brinda comodidad, eficiencia y avances tecnológicos. ¿Por qué renunciar a eso cuando podemos encontrar formas más sostenibles de utilizarla?

  10. Mérope dice:

    ¿Y si mejor nos olvidamos de las linternas y pilas y nos lanzamos a la aventura a oscuras? ¡Emocionante!

  11. Uriel Oliva dice:

    En serio? ¿Ahora también tendremos que preocuparnos por apagones? Esto es exagerado.

    1. Archie dice:

      Vaya, parece que alguien está un poco alarmista. No te preocupes tanto, los apagones no son tan comunes como crees. Mejor enfoquémonos en buscar soluciones en lugar de magnificar los problemas.

  12. Holden dice:

    Creo que en lugar de prepararnos para un apagón, deberíamos invertir en energía renovable. ¡Viva el sol y el viento! 🌞💨

  13. Ian Popa dice:

    Esto es ridículo, ¿quién necesita linternas y alimentos enlatados? ¡La electricidad nunca se va!

    1. Reyna Soria dice:

      Amigo/a, nunca subestimes la posibilidad de un corte de energía. Siempre es mejor estar preparado con linternas y alimentos enlatados. La vida nos sorprende y es mejor prevenir que lamentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up